Cuentos efímeros -y no tanto- para días en que no pasa nada

martes, 11 de mayo de 2010

Metamorfosis

A Chips

En un partido de futbol, el delantero Omar Morales conectó de tres dedos un balón. El potente cañonazo describía una curva impresionante mientras se dirigía al ángulo superior derecho de la portería. El guardameta ejecutó un lance extraordinario para detener el tiro. Voló por los aires y se convirtió en pájaro.

1 comentario:

Jesús Contreras dijo...

Pobre pájaro, como impacte en él el balón lo liquida :-(

Saludos,